Violencia Migrantes

La migración internacional hace referencia al desplazamiento que realizan las personas desde su país de origen o de aquel en que residen habitualmente, hacia otro país donde se establecen en forma temporal o permanente. Incluye la migración de personas refugiadas, desplazadas, desarraigadas, migrantes por situaciones económicas.

Desde que salen de su jurisdicción de origen, las /los migrantes se encuentran en estado de vulnerabilidad debido a la desigualdad que experimentan. Esta situación de vulnerabilidad se agrava en el caso de mujeres, niños, niñas, adolescentes y/o migrantes irregulares, quienes se encuentran más expuestos explotación y discriminación.

Es precisamente la migración irregular que agrava la situación de violencia de muchas mujeres, debido a que el agresor las somete, a ellas y a sus hijos/as, a una serie de actos de amenaza y de separación. En muchos casos, las mujeres son abandonadas y la pareja se niega a apoyar la realización de los trámites migratorios, esto las deja en un estatus migratorio irregular y en situación proclive a la afectación de sus derechos (vida, salud, integridad, entre otros).

El Perú cuenta con el Decreto Legislativo N° 1236, importante marco normativo que reconoce los derechos de las personas migrantes y contempla en su artículo 17° que es obligación de la autoridad migratoria de poner en conocimiento de las autoridades competentes de los “casos de niños, niñas y adolescentes, mayores de edad con discapacidad, miembros de poblaciones indígenas y otros que se encuentren en situación de vulnerabilidad así como de víctimas de presuntos delitos de trata de personas y tráfico de migrantes, y quienes requieren protección en atención a una grave amenaza o acto de violación o afectación de sus derechos fundamentales, especialmente las víctimas de violencia familiar y sexual, todos ellos extranjeros o extranjeras, para que se adopten las acciones administrativas o jurisdiccionales que correspondan a su derecho.