Trata de personas

Según la Ley 28950, Ley contra la Tata de Personas y el Tráfico Ilícito de Migrantes, la trata de personas es la conducta dirigida a facilitar la captación, traslado, o retención de personas recurriendo a la violencia, la amenaza u otras formas de coacción, la privación de libertad, el fraude, el engaño, el abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad, o la concesión o recepción de pagos o beneficios, con fines de explotación sexual, esclavitud sexual, explotación laboral, o extracción o tráfico de órganos o tejidos humanos. En el caso de niños, niñas y adolescentes se considera trata incluso cuando no se recurra a ninguno de los medios antes descritos.

Perú está considerado como un país de origen, tránsito y destino de la trata internacional, sin embargo, los registros advierten que la mayor incidencia de la trata se presenta al interior del país.

Según, el Ministerio Público[1] entre los años 2009 y 2014, hubo un total de 2 241 casos de trata de personas. En el 2015 se registraron 889 y 1 144 casos en el 2016, es decir en el periodo 2009-2014, se registró un total de n total de 4,274 casos.

Entre los años 2009 y 2015, los distritos con mayor número de casos fueron Lima (22.8%), Loreto (10.7%) y Madre de Dios (9.6%). En el 2016, el distrito con mayor número de casos es Lima (350 casos de 1144 totales), seguido por Callao (88 casos), Madre de Dios (69 casos), Cusco (65 casos) y Junín (61 casos).